Las cooperativas son una excelente alternativa

El cooperativismo es una herramienta que permite a las comunidades y a las personas poder integrarse para lograr el bien común y esto facilita enormemente el desarrollo social y económico. 

Estar integrado a cooperativa de ahorro y préstamo nos brinda, además de los beneficios económicos y sociales, la oportunidad de sentirnos parte de una empresa en la cual las personas se esfuerzan bajo la filosofía de forjar un proyecto de vida, fundamentado básicamente en el bienestar y esfuerzo de todos, por tal razón uno de los primeros lemas del cooperativismo fue:  Uno para todos y todos para uno.

Cuando se combina la necesidad de contribuir con el bienestar común y lograr los objetivos personales o familiares, es cuando cada persona pone a disposición de los demás su pequeño grano de arena, esto es participar en una empresa cooperativa, la cual, se define como “una asociación autónoma de personas que se unen voluntariamente para hacer frente a sus necesidades económicas, sociales y culturales comunes, por medio de una empresa de propiedad conjunta y controlada democráticamente por todos los socios.

Las personas que se convierten en socios, se unen bajo necesidades comunes de comprar, vender, producir o recibir servicios y se organizan mediante una empresa cooperativa para lograr la concretización de sus objetivos, en el caso de las cooperativas de ahorro y préstamo esto significa hacer más eficiente el ahorro y préstamo, buscando integrar un patrimonio familiar,

Este tipo de participación ofrece bastantes ventajas al cooperativista, debido a la posibilidad de tener mayor acceso a una serie de beneficios, entre los cuales destacan:

  • Garantía de obtener beneficios económicos proporcionales a los aportes realizados, esto implica el logro de beneficios económicos con la generación de intereses y los dividendos de las ganancias del grupo.
  • La posibilidad de participar en los organismos de dirección de la empresa cooperativa
  • Obtención de una mejor educación y disciplina económica
  • Oportunidad de que sus aportes beneficien toda la comunidad
  • Participación en una empresa de crecimiento social, económico y espiritual

Estructura de una cooperativa

Todas las cooperativas están dirigidas por una serie de organismos, los cuales se pueden dividir en dos órdenes; primero la Estructura de Gobierno, compuesta por la Asamblea General de Socios, quienes aportan el capital y toman las grandes decisiones, la Junta de Vigilancia, que funciona como control interno de la empresa, el Consejo de Administración y la Gerencia, que hacen cumplir las decisiones; y segundo, la Estructura de Gestión, la cual lleva a cabo todas las actividades administrativas para lograr los objetivos definidos y que está compuesta por el resto de los departamentos y empleados que conforman la empresa cooperativa.

Funcionamiento

En la cooperativa los socios buscan ahorrar dinero o generar bienes y servicios; en el caso de las cooperativas orientadas al ahorro y préstamo, estas utilizan el dinero de los socios y lo prestan a otros socios o lo invierten en otras actividades, y al cierre de cada año, los intereses y beneficios obtenidos por la entidad son utilizados para consolidar el capital institucional o ser devueltos a los socios en forma de excedentes o servicios, luego de que la cooperativa deduce sus gastos operativos, financieros y consolida las reservas, de modo que los socios tienen la oportunidad de ganar intereses por sus ahorros y participar en las ganancias de la empresa, además de los otros beneficios sociales de la misma.

Tipos de cooperativas mexicanas

En México el Gobierno de la República está haciendo un importante esfuerzo por regular al sector de cooperativas de ahorro y préstamo, por esta razón existen cooperativas reguladas y NO reguladas.

Consulta en sitios especializados como la CONDUSEF o la CNBV acerca de cuáles son las cooperativas de ahorro y préstamo reguladas, esas son confiables.