Tecnología en las cooperativas de ahorro y préstamo

Algunos creen que en el futuro, el término "banco" ya no se referirá a un lugar específico, sino a un proceso de vida para los consumidores. Para el autor Brett King, ese futuro ya está aquí, y las cooperativas de ahorro y crédito que no estén preparadas para la transformación que está absorbiendo al sector de los servicios financieros, tendrán un futuro sombrío.

"Este es un momento increíblemente emocionante para las cooperativas de ahorro y crédito", dijo King, quien es autor del libro próximo a editarse denominado Bank 3.0 y quien actuó como el orador de clausura de la Conferencia Mundial de Cooperativas de Ahorro y Crédito del Consejo Mundial de Cooperativas de Ahorro y Crédito que se celebró en Gdańsk, Polonia. "Pero es un momento aterrador para los ejecutivos de las cooperativas de ahorro y crédito".

Lo que nos asusta de este futuro, es el cambio dramático que ha traído la tecnología, no solo a la forma en que se entregan los servicios financieros, sino también a las capacidades y preferencias de las futuras generaciones de socios — "nacidos en la era digital" — para quienes la nueva tecnología no es algo nuevo, sino los únicos procesos que ellos han conocido. Son las cooperativas de ahorro y crédito a quienes les corresponde satisfacer la naturaleza y las necesidades de esos consumidores o perderlos para beneficio de la competencia, de acuerdo con King.

"Las percepciones de lo que son las cooperativas de ahorro y crédito en el mundo cambiarán durante los próximos 10 años", dijo King. ¿Cómo construir una gran travesía para sus socios? Ese es el truco". A través del acceso a Internet y, especialmente, a la tecnología de "smartphone", las actividades de las cooperativas de ahorro y crédito son algo que los socios llevan a cabo en el lugar y a la hora que mejor se adapten a sus necesidades, y dichas necesidades difícilmente incluyen la vista a una sucursal. En efecto, la tecnología de smartphone ha reemplazado a otros dispositivos de transacciones, tales como las tarjetas de débito, debido a su capacidad de realizar transacciones con el rápido golpecito de una "app" (aplicación) y desplegar información de saldos de cuentas en tiempo real. "El iPhone se ha convertido en un sustituto de la tarjeta de débito", agregó King. "Es la tarjeta de débito del futuro".

King citó a la compañía de transacciones de teléfonos celulares de Kenia denominada M-PESA ("pesa" significa "dinero" en swahili) como el "banco" de mayor crecimiento en el mundo, basado en su amplio uso y creciente penetración en el mercado. Actualmente, el 20% de la población de 40 millones de habitantes de Kenia, tiene cuentas en instituciones financieras, mientras que el 50% tienen relaciones M-PESA que les permite transferir dinero en efectivo, pagar cuentas y realizar otros servicios financieros básicos.

King agregó que las cifras de Kenia reflejan aproximadamente las mismas que se reflejan en todo el mundo. Es decir, el 60% de la población mundial no tiene cuentas bancarias, pero el 86% tiene teléfonos celulares. King predijo que para el año 2017, toda la población tendrá teléfonos inteligentes y la mayoría los estará usando para servicios de transacciones financieras, especialmente aquellos socios que pertenecen a la Generación Y.

"Para el año 2020, aproximadamente la mitad de la población de sus cooperativas de ahorro y crédito pertenecerá a la Generación Y", explicó King. "Ellos serán ’móviles primero’ y esa será su manera preferida de hacer negocios".

La cambiante realidad significará el fin para muchas sucursales de cooperativas de ahorro y crédito, dijo King. "Si usted cree que la sucursal es el lugar donde ocurre la magia, donde usted define su relación con los socios, entonces usted está en problemas", agregó King.

¿La mejor opción? Redefinir su cooperativa de ahorro y crédito de modo que deje de ser un destino para ser un proveedor de "apps" que permita que los socios obtengan información esencial cuándo y dónde la necesiten. Este razonamiento cerrará el vacío que se está desarrollando entre las cooperativas de ahorro y crédito y sus socios, y abrirá la puerta a una nueva generación de personas nacidas en la era digital, quienes incluso podrán cantar sus alabanzas a través de los medios de comunicación social.

"Todo se trata del contexto en el que funciona", dijo King. "Los servicios financieros necesitan ser parte de la travesía y ustedes necesitan insertarse en las vidas de sus socios".

Dejar sus comentarios

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios