P.C.Plockboy

P.C.Plockboy, nacido en Holanda en 1620, se instaló en Inglaterra, donde tomó contacto con el reformismo religioso protestante de los grupos iniciáticos que seguían la línea comunitarista de George Fox. Este, considerado como fundador de los cuáqueros, había nacido en 1624 en el Condado de Leicester, y aunque de familia humilde había tenido una esmerada educación religiosa, estando incluso a punto de seguir los estudios para sacerdote. Su personal interpretación de la Biblia le llevó a disidir de la línea oficial de la Iglesia de Inglaterra, y como manifestó en público sus opiniones fue denunciado por blasfemia y encarcelado en 1650.

Robert Owen

(14 de mayode1771-17 de noviembrede1858) fue un empresario y unsocialista utópicobritánico, que llevó a la práctica sus ideasreformistasprimero en su fábrica deNew Lanark(Escocia) y luego en las «colonias» deNew Harmony, que fundó en 1825 enEstados Unidos, y de Harmony Hall, fundada en 1840 enGran Bretaña. A su vuelta de América en 1828, se convirtió en el gran impulsor y líder del movimiento obrero británico.

Charles Fourier

(Besanzón,7 de abrilde1772París,10 de octubrede 1837) fue unsocialista francésde la primera parte delsiglo XIXy uno de los padres delcooperativismo. Fourier fue un mordaz crítico de la economíay elcapitalismode su época. Adversario de laindustrialización, de la civilización urbana, delliberalismoy de la familia basada en elmatrimonioy lamonogamia. El carácter jovial con que Fourier hace algunas de suscríticas hace de él uno de los grandessatíricosde todos los tiempos.

Precursores del cooperativismo

Se ha venido considerando como precursores del movimiento cooperativo a dos oscuros pensadores del siglo XVII, el holandés P.C. Plockboy y el inglés J. Bellers, quienes, a partir de sus obras «Ensayo sobre un procedimiento para convertir en felices a los pobres de esta nación y de los pueblos, reuniendo cierto número de hombres competentes en una pequeña asociación económica o pequeña república...» (1659) y «Procedimiento para la creación de una asociación de trabajo comprendiendo todas las industrias útiles y la agricultura» (1665), respectivamente, continuaron con la doctrina desarrollada por los reformadores sociales de los siglos XV y XVI. Su aportación a la doctrina cooperativa la podemos resumir en las ideas de ayuda mutua presente en las asociaciones que propugnaban, integración orgánica de las funciones económicas diferentes, estructura democrática defendida y voluntad de supresión de intermediarios