Una empresa y una asociación

Las cooperativas de ahorro y préstamo son diferentes a otro tipo de organizaciones, principalmente porque al mismo tiempo son empresas y asociaciones de personas.

Para la Alianza Cooperativa Internacional, una cooperativa es una sociedad autónoma formada por personas unidas voluntariamente para satisfacer sus comunes necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales, mediante una empresa de propiedad compartida gobernada democráticamente.

La cooperativa es una entidad diferente de las conocidas en nuestras comunidades, sean comerciales, gremiales o de servicio social. Los teóricos de la cooperación afirman que la cooperativa es fundamentalmente una asociación de personas, más que una reunión de capitales. Esta unión de personas, afines en capacidades y necesidades, forman una empresa económica con el fin exclusivo de resolver sus carencias, bajo el régimen de la ayuda mutua.

Por tanto, en la cooperativa se funden, como dos caras de una misma moneda, los dos tipos comunes de organización: la asociación de personas y la empresa económica. Aquélla como un fin en sí misma y ésta como medio para la consecución de sus objetivos: elevación de su nivel de vida, beneficio propio y común, solución de sus respectivas necesidades, siempre sin ánimo de lucro, sino aplicando cotidianamente la ayuda propia y la ayuda mutua.

Para una mejor comprensión de esta dualidad, analizaremos en seguida las características de cada una de ellas.

Características de una asociación

Una asociación se constituye eminentemente por personas (clubes, agrupaciones culturales, recreativas, profesionales) quienes participan directamente en sus actividades y disfrutan de sus beneficios.

  • Persiguen fines muy diversos para sus miembros, como el entorno físico, la higiene, seguridad, superación cultural, etcétera
  • Aprovechan de sus integrantes su potencial intelectual y manual, como también su experiencia y reconocimiento social, y
  • Las decisiones se toman por igual, sin distingos sociales, económicos, culturales y se carece de una jerarquía funcional plenamente identificable.

Características de una empresa económica

Una empresa económica se constituye básicamente por aportes de dinero.

  • Usualmente los patrocinadores (inversionistas) realizan su actividad remunerada fuera de la organización, ajenos a su empresa, y a veces hasta en actos discrepantes.
  • Persigue metas eminentemente económicas: más producción para incrementar los beneficios.
  • Los dueños estructuran su empresa en función del beneficio: sistemas, jerarquías, modos operativos, etcétera, y
  • La toma de decisiones se hace preferentemente por profesionales:  gerentes, administradores, presidentes, en ausencia de usuarios y patrocinadores.

Los miembros del Consejo de Administración de una cooperativa deberán aspirar al equilibrio de los requerimientos asociativos y empresariales de su entidad. Ciertamente es cansado y complicado pero necesario.  Deberán también asumir que la administración de su empresa, por ser cooperativa, es más compleja y costosa y desechar la idea de que los costos de los servicios serán necesariamente más baratos que en otra organización del medio. La cooperativa constituye una alternativa para las personas de recursos económicos limitados y surgió precisamente para enfrentar al sistema individualista lucrativo y no sólo como un abaratamiento de productos o servicios.